El fracaso escolar: causa de preocupación de los padres

Quienes somos padres sabemos que, al entrar los hijos en casa, la tranquilidad sale por la ventana.  Una de las tres causas de mayor preocupación para los progenitores es, según la mayoría de encuestas, el rendimiento escolar de sus hijos…  Y ya no te digo el fracaso escolar.

A ningún padre le gusta ver que su hijo lo intenta pero que, una vez tras otra, se estrella contra un muro que le parece infranqueable.  Y todavía es peor cuando ni lo intenta.

¿Será por incapacidad para comprender algunas materias?  ¿Será porque necesita que se lo expliquen de otra manera?  ¿Será por el sistema educativo?  ¿Será por el método de estudio?  ¿Será por falta de motivación? ¿Será por las malas compañías?  ¿Será por pereza?

Mil preguntas que nos bombardean porque nos preocupa el problema y nos gustaría encontrarle una situación.  Sin embargo, hay una pregunta que no nos hemos formulado y que tiene mucha más importancia de lo que podemos imaginar.

La pregunta que muchos padres -y profesores- no se formulan: la importancia de la visión para el estudio

¿Qué cara se te queda si te digo que se estima que hasta e 30% de fracasos escolares son debidos, simplemente, a problemas de visión del alumno?  Así es.  En demasiadas ocasiones, nos enzarzamos en complejas cuestiones y planteamientos y pasamos por alto lo más básico y evidente: aproximadamente el 80% de la formación de nuestros hijos, les llega a través del sentido de la vista.  Si ésta falla, todo se complica…  Y puede que mucho.

Porque si no ves bien lo que pone en la pizarra, ¿no es mucho más fácil que te distraigas y te dediques en clase a cualquier cosa antes que a estar atento?  Si te cuesta leer, si te cansa muchísimo hacerlo porque estás forzando la vista…  ¿Puede realmente esperar alguien que pases horas estudiando?  ¡Si tu cuerpo -tus ojos, en este caso- no lo aguantan!

La mala noticia es que puede ser que nuestro hijo no vaya bien en el colegio, simplemente, porque no ve bien…  Y nosotros no nos hemos dado cuenta hasta ahora.

La buena noticia es que eso tiene una fácil solución: visita tu Óptica Andorrana más cercana y -si las necesita- hazle unas gafas nuevas (aquí te dejamos 5 consejos para escoger las gafas de tus hijos).

Algunos consejos para detectar si tu hijo -o alumno- no ve bien

Para evitar el fracaso escolar derivado de una mala visión (insisto, se estima que es la causa del 30% de fracasos escolares, lo cual me parece una barbaridad porque es fácilmente subsanable) es imprescindible que padres y profesores prestemos atención a algunas conductas que pueden ser sintomáticas de una deficiencia ocular.  Aquí tienes algunas de las más habituales y sencillas de detectar:

  1. Se queja de visión borrosa
  2. Se frota los ojos muy a menudo
  3. Se queja de dolores de cabeza muy frecuentes
  4. Es habitual que tropiece con objetos
  5. Lee con el libro muy cerca de la cara, o escribe con la cabeza pegada a la mesa
  6. Siempre se sienta muy cerca del televisor
  7. Se cansa mucho al leer o tiene dificultades de comprensión lectora
  8. Le cuesta prestar una atención sostenida en el tiempo a pizarras o pantallas que se encuentran lejos de él
  9. Adopta posiciones extrañas en clase
  10. Tiene un bajo rendimiento escolar

Simplemente estando atentos a estos diez síntomas, podríamos evitar el fracaso escolar de hasta tres de cada diez niños.  ¿No merece la pena que nos concienciemos?

Revisa la graduación de tu hijo

Revisar la graduación de tus hijos en Óptica Andorrana no cuesta nada y, en cambio, puede ayudarles mucho.  No hace falta ni que pidas cita previa.  Ven con tu hijo y te haremos una revisión optométrica completa sin coste ni compromiso alguno.  Que no sea por no mirarlo.

Te esperamos, cuando quieras, en tu Óptica Andorrana más cercana.  Aquí tienes el listado de nuestras tiendas: https://www.optica-andorrana.com/tiendas/

 

3 agosto,2019

SUSCRÍBETE

Para estar al día de novedades y ofertas especiales

Política de privacidad

Consentimiento

¡Suscripción realizada!

Share This