Todos aquellos que conducimos sabemos que, al volante, es preciso ver bien porque es mucho lo que nos jugamos.  Por ese motivo, en este breve post no vamos a discutir sobre qué gafas son más bonitas, cómodas, fashion o retro…  Basta con que a ti te gusten y te ajusten bien, para que no las pierdas en la primera curva.  😉

No, bromas aparte.  Hoy queremos hablarte sobre la seguridad al volante que acompaña a unas buenas lentes de sol que -como veremos- te vamos a proponer que sean graduadas (si necesitas graduación), de color gris (ya que es el tono que mantiene más fielmente los colores) y, a poder ser, polarizadas.

¿Por qué?  Porque todos hemos sufrido el deslumbramiento mientras conducimos, y sabemos el riesgo que supone.  ¿Cómo renunciar, entonces, a unas lentes que -entre otras muchas virtudes- tienen la capacidad de reducir el resplandor y esos molestos reflejos que dificultan la visión?  Di adiós a los reflejos del asfalto, de los otros coches, del salpicadero sobre el parabrisas delantero…  Lo agradecerás tanto en días soleados como en esas grises jornadas en que debes enfrentarte a esa niebla que también es una fuente inagotable de reflejos.

Con todo, por mucho que yo te explique, imagino que cuanto pueda decirte no serán para ti más que meras quimeras si nunca te has probado unas lentes de sol polarizadas.  De verdad, pásate por tu Óptica Andorrana más cercana y pruébatelas sin compromiso.  Sólo así podrás comprender exactamente de qué te estoy hablando.  Créeme cuando te digo que es una experiencia alucinante.  Además, así podrás comprobar por ti mism@ que la diferencia de calidad entre los distintos tipos de polarizado se encuentra en su capacidad de mantener los colores y un alto contraste mientras te protegen de la luz solar y filtran los nocivos rayos UV.

Pero, ¿todo son virtudes o el polarizado tiene también alguna desventaja?  Como todo, las lentes polarizadas también tienen algunos inconvenientes.  El principal de ellos, para un conductor, es que  pueden dificultar o impedir la lectura de algunas pantallas LCD, ya que éstas utilizan luz polarizada para formar las imágenes.  Tampoco son una buena idea si tu vehículo dispone de pantallas HUD (Heads Up Display), ya que no te va a permitir ver el reflejo proyectado en el parabrisas.  Por último, es preciso indicar que su eficacia eliminando reflejos se ve reducida en el caso de superficies verticales como, por ejemplo, las cristaleras de edificios

Sin embargo, pese a estas pequeñas pegas, mucho me temo que una vez pruebes las lentes de sol polarizadas para conducir, ya que podrás pasar sin ellas. ¿O acaso pasarías ahora sin cinturones de seguridad, sin airbags o sin ABS, aunque puedan producir alguna incomodidad?  Pues entiéndelo así: al volante, siempre la mejor visión, mejor con lentes polarizadas.  Porque tu seguridad y la de los tuyos puede depender de ellas.

Y, por si quieres profundizar en qué son las lentes polarizadas y cómo funcionan, aquí tienes este vídeo que lo explica de maravilla:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=yt3M2_7YeW0]

7 diciembre,2017
Share This