No es raro encontrar a usuarios habituales de lentes de contacto que están preocupados porque, al rondar los cuarenta años, se dan cuenta de que van a necesitar progresivos…  Y no quieren llevar gafas porque no las han llevado nunca y -en su opinión- ponérselas sería una muestra de que algo ha cambiado…  Y no a mejor.

Aunque las gafas, hoy en día, son un complemento estético que ayuda a decir mucho de ti, y aunque lo más práctico es compaginar las gafas con las lentillas dependiendo de la ocasión y de la imagen que queremos transmitir, queremos tranquilizar a los amantes de las lentes de contacto…  Y a quienes no sufren las monturas: que necesites progresivos no implica que tengas que pasarte a las gafas.  Porque ya existen las lentes de contacto progresivas…  Y funcionan.  Por eso, aunque tu visión haya cambiado, nada tiene por qué cambiar.  Y, si lo hace, que sea a mejor.

De hecho, ésta es la idea de fondo de la nueva campaña de Alcon «Libres a los 40»: llegados a esta edad, en la que la experiencia acumulada te permite ver la vida de otro modo y plantearte retos y proyectos que de joven no entraban en tus planes, no puedes permitir que la vista cansada suponga un freno a todo lo que está por venir. 

Es por este motivo que, desde Óptica Andorrana nos sumamos a la campaña Libres a los 40 y te invitamos a probar gratuitamente las lentes de contacto progresivas.  Porque sabemos que te sorprenderán y te ayudarán a seguir siendo, cada día, más tú.  Que la vista cansada no te frene.  Queremos que veas claro que los 40 son una buena edad para hacer realidad tus sueños.

Aquí tienes un par de inspiradores ejemplos:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=-cGNWZa5B08]

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=YkO3C0MbYv0]

 

4 diciembre,2017

SUSCRÍBETE

Para estar al día de novedades y ofertas especiales

Política de privacidad

Consentimiento

¡Suscripción realizada!

Share This