Nuestra forma de vida supone un esfuerzo extra para nuestros ojos: los aires acondicionados, las calefacciones y la atención constante a pantallas luminiscentes (móviles, ordenadores, tablets…etc.)  puede suponer un problema para nuestros ojos…  Especialmente para su hidratación.

Porque ya sea debido a la sequedad ambiental o a la reducción de la frecuencia de nuestro parpadeo, es fácil que sintamos la incomodidad propia de la sequedad, la irritación que acompaña a la falta de lágrima.

Porque más vale prevenir que curar, y porque todos deberíamos sentirnos cómodos con nuestra mirada, te recomendamos que visites tu establecimiento más cercano de Óptica Andorrana al primer síntoma de sequedad.  Así podremos valorarlo y ofrecerte la solución más adecuada para que puedas seguir con tu ritmo de vida sin perder confort ocular.

8 enero,2018

SUSCRÍBETE

Para estar al día de novedades y ofertas especiales

Política de privacidad

Consentimiento

¡Suscripción realizada!

Share This