Mi mujer es una enamorada de los zapatos, y de los bolsos.  Es una firme defensora de que una misma ropa, acompañada de unos complementos o de otros, no tiene nada que ver cómo queda.  Que un tejano y una camisa, con el zapato y el bolso adecuado, puede resultar de lo más extremado y elegante mientras que un vestido de firma con un zapato poco apropiado puede resultar ridículo.  Aunque no soy un experto en la materia, a menudo tengo que darle la razón.

De un tiempo a esta parte, he logrado hacerle ver que también las gafas son un complemento de moda, y que pocas cosas hay más elegantes y extremadas que coordinar el estilo y el color de la montura con el del bolso o los zapatos.  Me ha costado que lo probara pero, desde que lo ha hecho, ahora es una enamorada también de las gafas.

¿Te animas a probarlo?  Dinos qué te parece…  ¿Mejor, o no, con gafas a juego?

16 enero,2018

SUSCRÍBETE

Para estar al día de novedades y ofertas especiales

Política de privacidad

Consentimiento

¡Suscripción realizada!

Share This